Busque en mi sitio


Ingeniero Administrador
Editor Gráfico
DiscJockey
Cel: 320 621 50 15
swazmo@yahoo.com


CieloRoto.tk
Una página dedicada a la información de
Caldas Antioquia


Biblioteko.tk
Archivo general de obras
Esperantistas


free counters


WhiteCollarReadings - Seguridad

19.01.2011 23:36

Escritos para pensar la empresa

Por: Swazmo

Eres un técnico en administración de seguridad y llevas un año desempleado, eres muy joven lo que en tu medio no se ve muy bien porque se prefiere a las personas experimentadas, al parecer no tienes más remedio que ofrecerte por un sueldo bajo y ser un vigilante, lo que no te anima mucho porque un técnico en seguridad está capacitado para dirigir, es capaz de más pero no encuentras ningún puesto con el que te acomodes. Un día vas a un reconocido centro comercial y te encuentras con una de tus profesoras, ella está en ese centro comercial porque tienen una novedad y te dice que ahí están buscando un director. Te animas y corres a la oficina de personal.

El centro comercial, es uno de los más antiguos de la ciudad, en una época fue un referente por su arquitectura y por la exclusividad de sus almacenes, pero la costrucción de otros centros comerciales cercanos de mejor apariencia le han dejado solo dos negocios: las oficinas financieras y la terraza de comidas; la mayoría de los usuarios que visitan el centro comercial son adultos y personas mayores que buscan un lugar tranquilo para mover sumas considerables de dinero y comer en algún restaurante. El centro comercial tiene un sistema de seguridad que no es el más óptimo porque fue diseñado en el pasado cuando el centro comercial estaba lleno de almacenes, era exclusivo y otro tipo de público lo visitaba.

El empleo que te ofrecen es el de director de seguridad de todo el centro comercial y te hacen una salvedad, el centro comercial, debido a la naturaleza de los locales, ha sido blanco de los ladrones en repetidas ocasiones; el director anterior era una persona de edad y el problema creció hasta salirse de control, porque los ladrones, al parecer, están organizados en bandas armadas y se han especializado en hurtar carteras en los restaurantes, en los baños y en los estacionamientos: en ángulos precisos dónde las cámaras no apuntan; el robo de celulares y objetos tecnológicos también es muy alto, y son frecuentes en todo el lugar, los movimientos con los que roban son tan precisos que aún con cámaras es difícil verlo. Ser el director de seguridad es todo un reto y aceptas sin reparos, además para ser joven es un cargo que se verá muy bien en tu hoja de vida.

Empiezas a trabajar y en una semana, ves que el asunto es en serio, que los ladrones son muy profesionales, tienes que empezar a tomar médidas drásticas. Ordenas un rediseño de la red de cámaras, pides a la empresa contratista de seguridad que rote algunos de los funcionarios, porque sospechas que tu personal trabaja del lado de los ladrones y los robos armados empiezan a decrecer, pero siguen ocurriendo los robos de celulares y otros pequeños objetos.

Un día roban a la hija del administrador del centro comercial, la joven hablaba con un celular de 'alta gama' en uno de los corredores, lo guardó en un bolsillo y según se aprecia en la grabación que arrojó la red de cámaras, fue sin ningún tipo de violencia, un hombre muy bien vestido se le acerca y finge que se choca con la joven y lo saca del bolsillo con suma delicadeza. El administrador personalmente habla contigo y te pide que te pongas al tanto. Revisas las grabaciones de todo el centro comercial y te das cuenta que la tasa de robos es altísima, más que la reportada.

Los medios locales son informados y te entrevistan varias veces, la policía también está interesada en el caso y se cita a una reunión para salvar aquel "símbolo de la ciudad" de cuya seguridad estas a cargo. Se habló mucho y de lo mismo, trabajar articuladamente con la policía, gestionar mejor el sistema de cámaras, pedirle a la comunidad reportar los casos y en fin, varias cosas que ya se sabían. 

Un joven se levanta casi al final de la reunión, un guarda recién llegado de la escuela de escoltas, y propone hacer un dispositivo con apariencia de celular, pero al ser tocado genera una descarga eléctrica, la idea es poner personas señuelo en varias partes del centro con uno de esos dispositivos visibles, sobre las mesas en los restaurantes o en los bolsillos exteriores de bolsos deportivos, o, en fin, en lugares donde el celular permita ser robado. El ladrón recibirá una descarga y bajo el supuesto que los ladrones están organizados en bandas, entre ellos se comunicaran de lo que está ocurriendo y es posible que los robos cesen definitivamente. La idea gustó a todos, se destina un rubro para contruir diez modelos y el proyecto se pone en marcha con voluntarios que se ofrecen por montones.

Dispones a los voluntarios en lugares específicos, vigilados de cerca por las cámaras y los robos no se hacen esperar, y desde la sala central de seguridad se escapan las carcajadas de todos viendo las caras de los ladrones retorciéndose, a todos les gusta mucho; ya era muy fácil reconocer a los ladrones y apresarlos y terminada la primera semana del experimente los robos casi desaparecieron y se convoca a una nueva reunión en la que todos te felicitan, la administración, la policía, la sociedad de consumidores está muy complacida; en la mitad de la reunión, te llaman de la oficina central con rapidez: te dicen que una mujer fue llevada al hospital con urgencia, te dicen que era una ladrona que estaba embarazada y la descarga la lastimó demasiado, mientras te están rindiendo el informe, llaman desde el hospital a decirte que la mujer perdió a su bebé.

Regresas a la reunión y todo el mundo se ha ido, en os pasillos y tus compañeros dicen que te van a llover procesos, demandas, preguntas, insultos y demás. Todos te harán responsable

¿Qué haces?

  1. Renuncias inmediatamente, no puedes permitir que tu hoja de vida se eche a perder. Te pierdes del mapa, no hablas con nadie, no das declaraciones de ningún tipo. Volverás a iniciar en otro lugar y haciendo otra cosa.
  2. Culpas a los demás, después de todo, los demás te estaban apoyando, todos estuvieron de acuerdo, la policía, la administración, etc. Es posible que te judicialicen pero quieres llevarte a varios contigo.
  3. Asumes la responsabilidad, después de todo, la que debió cuidar su estado de embarazada fue la mujer, ella debió preveer los riesgos que implican ser ladrona en ese estado.